5 razones para adoptar ya la nueva facturación electrónica.

Tema de Actualidad

MBI. Jorge A. GutiérrezOctubre 10, 2017
Compartir esta nota:

A partir del 1 de diciembre será obligatoria la versión 3.3; actualízate y evita contratiempos en tu contabilidad.

El 1 de julio de 2017 entró en vigor la versión 3.3 de la factura electrónica, y aunque el Sistema de Administración Tributaria (SAT) no la hará obligatoria sino hasta el 1 de diciembre, hay varias razones por las que te conviene comenzar a emitir desde ahora tus Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) con esta nueva versión.

El 1 de diciembre no es una fecha de inicio, es una fecha límite.

No esperes hasta fin de año para preocuparte por la versión 3.3. Si bien, hasta el 1 de diciembre será obligatorio emitir CFDI con la nueva versión; debes estar preparado, pues si para entonces aún no dominas o no lo has adoptado, no sólo no podrás recibir ni emitir facturas electrónicas, sino que también podrás ser sujeto a multas y sanciones.

La práctica hace al maestro.

Del 1 de julio al 30 de noviembre será un periodo de transición para el CFDI 3.3. Pero, ¿para qué sirve este lapso? Debido a la complejidad de las modificaciones en la factura y la aplicación de los nuevos catálogos, el SAT decidió otorgar esta “prórroga” para que los contribuyentes pudieran familiarizarse con estos cambios.

Piénsalo como un entrenamiento: en este periodo podrás ganar práctica para aprender a llenar correctamente tus facturas y así el 1 de diciembre estarás más que listo.

Tus procesos serán más fáciles

Quizá pueda parecer complicado aprender a aplicar todos estos cambios, pero piensa en el tiempo y esfuerzo que te ahorrarás con ello.

Para comenzar, sabrás con certeza si los datos del emisor y receptor son correctos. Además, con las nuevas claves y catálogos la información quedará estandarizada, facilitando el proceso de llenado; y con el complemento de recepción de pagos, evitarás la duplicidad de ingresos. Recepción de pagos, evitarás la duplicidad de ingresos.

Tendrás un mejor control interno

Si bien la nueva factura electrónica te obliga a desglosar varios datos que antes no eran necesarios, esto trae ciertos beneficios, pues te ayudarán a llevar un control más certero de los ingresos y egresos de tu negocio.

Sabrás perfectamente quién te está pagando, cómo lo hace, cuándo y qué impuestos estás cobrando; o al contrario, podrás conocer exactamente qué impuestos te está cargando al comprar algún producto o pagar por un servicio. Así tu control interno estará mucho más ordenado y preparado para la aplicación obligatoria de la nueva factura electrónica.

Fuente:

Entrepreneur. (03 de 10 de 2017). Recuperado el 10 de 10 de 2017, de https://www.entrepreneur.com/article/301144

 

Noticias Relevantes